SKYLER de Benetti gana el premio ‘Best of the Best’ de Robb Report

Benetti ha anunciado que el tercer casco de la serie Fast 125′, SKYLER, ha ganado el premio ‘Best of the Best’ en la categoría de 100-180 pies, de Robb Report en China. La selección y evaluación de los ganadores estuvo formada por expertos especializados, compuestos por los lectores y editores de la revista. El premio Best of the Best’ está considerado entre los más importantes del sector del lujo chino y la ceremonia se celebró en el Hotel Península Beijing.

“Nos sentimos muy honrados de recibir este premio de Robb Report”, comentó Peter Mahony, Gerente General de Benetti Asia. “Con el paso del tiempo, los clientes chinos son cada vez más exigentes con la tecnología y el diseño de los superyates. Estamos deseando presentar nuestra flota a China, mostrando la elegancia italiana de Benetti y su experiencia en la fabricación de yates de última generación”.

El yate de lujo SKYLER tiene una eslora de 38 metros y está construido de compuestos de carbono diseñado para la configuración ‘Air’, una de las tres opciones de diseño y estilo que Benetti ofrece a sus clientes para la serie Fast 125′. Su perfil exterior es obra de Stefano Righini y sus elegantes y modernos interiores son obra de RWD. Actualmente disponible para chárter, está diseñada con el máximo confort, con una capacidad de 10 invitados distribuidos en 5 cabinas, incluyendo una suite Master en la cubierta superior con dos terrazas plegables laterales.

Los invitados a bordo tienen multitud de opciones de ocio y entretenimiento. El club de playa es la primera opción, mientras que el skylounge se convierte en un cine y la proa está equipada con una piscina de hidromasaje y cómodas tumbonas.

La característica más destacada del superyate SKYLER es su sistema de propulsión de carbono AZP C65 Azipull, que es el más avanzado tecnológicamente en el mercado y ofrece una eficiencia de combustible excepcional a bajas velocidades de desplazamiento, así como una velocidad máxima de 22 nudos. El sistema Rolls-Royce permite una mayor maniobrabilidad y rendimiento, y su colocación más atrás que la mayoría de los superyates de 38 metros de eslora y reduce el ruido y la vibración en las cabinas de invitados de la cubierta inferior.